Contacte ahora con Vega Abogados

Divorcio de mutuo acuerdo

Divorcio de mutuo acuerdo
Si un matrimonio se dan cuenta de que tienen discusiones y no parecen tener solución, deciden que lo más beneficioso es poner fin definitivamente con su vínculo matrimonial, le recomendamos que acuda a un despacho de Abogados bregados en esta clase de temas.

Si se da el caso en que los dos miembros de la pareja están de acuerdo tanto en la decisión de divorciarse como en las siguientes decisiones que vendrán después, se tratará de un divorcio llamado de mutuo acuerdo, que siempre es más rápido y más económico que los divorcios contenciosos, ya que no hay peleas entre la pareja.

Los dos miembros de la pareja deberán decidir y lograr el acuerdo en diferentes temas, como los que guardan relación con el bienestar de sus menores a su cargo, la guarda y la custodia y, para el progenitor que no obtenga la custodia, acordar las visitas y la pensión de alimentos.

Asimismo habrá que liquidar el régimen económico matrimonial y repartir de los bienes de ambos de la forma más adecuada posible.

Cuando no hay discusiones entre la pareja, será un proceso de rápida resolución, pese a que algunas cuestiones son importantes.

Aquellas cuestiones que se decidan en esta clase de divorcio irán recogidos en el convenio regulador, que estipulará las reglas en las que se basará la futura relación entre los cónyuges y con sus niños menores a partir del divorcio. Si se acatan, no habrá ningún inconveniente posteriormente.

Este convenio regulador se adjuntará a la solicitud de divorcio ante un juez y después de corroborar la voluntad de ambos integrantes de la pareja, se procederá a su ratificación.

Para conocer información más personalizada sobre cómo llegar a un acuerdo de divorcio, póngase en contacto con con nuestros abogados en Madrid y concierte una cita, estamos aquí para informarle.

Clases de separación

La separación de una pareja, como paso opcional antes del divorcio, puede ser de varias clases. Consensual, judicial o de hecho, si no tiene claro por cuál de las variables optar, no dude en ponerse en contacto con nuestro despacho de abogados expertos en derecho de familia, en Madrid. A continuación, le introducimos brevemente las características de cada una.
  • La separación llamada "consensual·: convenida o consentida, de carácter negocial y judicialmente bien homologada. El juez permanece neutral, y sólo interviene cuando a petición del Ministerio Fiscal se vea la existencia de algunos acuerdos o la falta de ellos que afecten a los hijos menores. La actuación y la resolución del juez son de mera comprobación de los requisitos exigidos y de pura homologación de la decisión consentida de separación, por lo que el juez de turno no entra en el fondo del asunto.
  • La separación llamada "judicial": Es circunstancial en su previsión  y judicialmente bien decretada, conocida como separación "legal". Es la separación decretada judicialmente a voluntad de uno sólo de la pareja, una vez pasados tres meses desde que se unió el matrimonio. Esta separación puede darse a petición de los dos parte de la unión, o a petición de uno solo de ellos, una vez transcurridos tres meses; no hay obligación de este plazo cuando se den malos tratos.
  • La separación de hecho. Se contrapone a la separación  establecida y supone la intención de hacer cesar, por decisión univoca o por acuerdo bilateral de los conyuges, la vida conyugal de manera definitiva o, al menos, indefinida y de modo no transitorio o parcial. Habitualmente la separación de hecho es el paso previo de una separación legal o de un divorcio. La separación de hecho impuesta o provocada viene a configurar, cuando va unida al no cumplimento de las bligaciones  de asistencia inherentes a la  potestad o al matrimonio, el delito de abandono del hogar, penalmente penado. La situación de separación de hecho acaba, además de cuando se corta el matrimonio, por su modificacion en separación homologada o judicial, así como por la reconciliación de la pareja.

El parentesco

Podemos definir PARENTESCO como la relación entre dos personas, bien porque desciende una de la otra, o bien porque tienen un ascendiente común, que es lo que llamamos el parentesco por consanguinidad.

Además hay otros tipos, como el parentesco por afinidad, que es el que se tiene con la familia consanguínea del cónyuge, y el parentesco por adopción, que es el que el adoptado tiene con el adoptante y su familia -desvinculándose de sus parientes biológicos a todos los efectos jurídicos, excepto para el matrimonio.

El Código Civil contiene unas normas generales pero realmente prácticas para el cómputo del parentesco:
  • La proximidad del parentesco se determina por el número de generaciones. Cada generación forma un grado.
  • La serie de grados forma la línea, que puede ser directa o colateral. Se llama directa la constituida por la serie de grados entre personas que descienden una de otra. Y colateral la constituida por la serie de grados entre personas que no descienden unas de otras, pero que proceden de un tronco común. Así, se llama directa la línea directa es la constituida por la serie de grados entre personas que desciendan una de otra; colateral será la formada por la serie de grados entre personas que no desciendan una de otra.
  • Se distingue la línea recta en descendente y ascendente. La primera une al cabeza de familia con los que descienden de él. La segunda liga a una persona con aquellos de quienes desciende.
  • En las líneas se cuentan tantos grados como generaciones o como personas, descontando la del progenitor. En la recta se sube únicamente hasta el tronco. Así, el hijo dista del padre un grado, dos del abuelo y tres del bisabuelo. En la colateral se sube hasta el tronco común y después se baja hasta la persona con quien se hace la computación. Por esto, el hermano dista dos grados del hermano, tres del tío, hermano de su padre o madre, cuatro del primo hermano, y así en adelante.
  • Llámese doble vínculo al parentesco por parte del padre y de la madre conjuntamente.

Parking de caravanas en Torrejón de Ardoz, Paracuellos de Jarama, Coslada y Madrid.

Son muchas las personas que por motivos de trabajo o por otros diferentes necesitan un lugar o más de uno para guardar un vehículo, coche, caravana, furgoneta

Si tiene un garaje en su casa que comparte con otros vecinos o simplemente no tiene garaje y pierda horas intentando aparcar su vehículo, nosotros podemos ofrecerle una solución muy sencilla.

Desde nuestra empresa pensamos en las necesidades de nuestros clientes y ofrecemos plazas de aparcamiento en Madrid, seguras y a unos precios muy económicos.

De este servicio puede beneficiarse cualquier particular aunque está especialmente pensado para aquellas personas que durante la semana utilizan vehículo de empresa, pero además tienen un coche personal.


De esta manera los profesionales y trabajadores autónomos que necesiten hacer cambios de vehículos cualquier día o los fines de semana podrán hacerlo y aparcar su vehículo, tanto personal como profesional, en una plaza que siempre estará ahí.

Contamos con parking de diferentes tamaños que podrá alquilar para que nunca se quede sin plaza, es un sistema muy seguro ya que su vehículo estará custodiado para evitar robos ni peligros, podrá estar tranquilo.

Es un recinto con vigilancia las 24 horas ya que sabemos que como muchos vehículos que se guardan son de empresa, en su interior puede haber material de calidad y de precios elevados. El personal de seguridad con el que contamos reside en la finca y además tenemos un circuito cerrado de video-vigilancia, por lo tanto en caso de que ocurriera algo fuera de lo normal quedaría todo grabado.

Es una forma muy práctica de no perder tiempo aparcando, de arriesgarse a que le ocurra algo al vehículo y de poder contar siempre con una plaza de aparcamiento.

Podrá dejar su vehículo a cualquier hora y en cualquier momento del día, en función de la carga de trabajo que tenga, podrá contar con varias plazas si sus trabajadores también tienen coche de empresa.

Con nosotros podrá irse tranquilo a casa, cuando regrese su coche de empresa o particular estará tal como lo dejó. En caso de que necesite limpiarlo le ofrecemos un servicio de limpieza para retirar la suciedad tanto por dentro como por fuera, sobre todo los días de lluvia.

Pondremos a su disposición el aparcamiento que requiera en Madrid y alrededores, en puntos como Torrejón de Ardoz, Paracuellos de Jarama y Coslada.

¿Quién se queda la mascota tras el divorcio?

Según el Código Civil, las mascotas son consideradas bienes muebles, que pueden ser reclamados en propiedad o ser compartidos. El problema es que las mascotas no se pueden dividir. Si llega el divorcio, ¿qué pasa con la mascota? Nuestros abogados, expertos en derecho de familia se lo explican.
  • Lo ideal es llegar a solución pacífica sin tener que acudir a los tribunales. Esta opción no tiene cabida en aquel caso en que la mascota ya fuera propiedad de uno de los dos antes de contraer matrimonio. En el caso que no se lo quiera quedar ninguno, tendrá que hacerse cargo el que lo tenga en propiedad, ya sea para conseguir que se haga cargo de él un tercero o una protectora de animales.
  • Custodia compartida: ambos cónyuges tendrán la propiedad de la mascota, y se fijará un régimen de visitas, así como los cuidados que se llevarán.
  • Custodia única: el animal solo pasará a formar parte de uno de los dos cónyuges. A cambio, el que se queda con la mascota, tiene que indemnizar a la otra parte por la pérdida de la custodia y el disfrute del animal. Si el animal fue adquirido en régimen de separación de bienes, la persona que lo adquirió será la persona que se tenga que hacer cargo de él, para ello deberá acreditar que está a su nombre la mascota, la factura de compra y la cartilla del veterinario.
No olvidar que es esencial tener en cuenta a los niños, ya que desarrollan grandes lazos con sus mascotas, y una separación de ellos puede ser traumática. Por ello, los jueces determinan que lo más conveniente es que las mascotas vayan donde ellos.

También existen casos en los que uno de los ex-cónyuges se queda con el animal y lo abandona o lo maltrata como venganza a su ex-pareja. Desde Madrid, le ayudamos a denunciar ante la policía y el juzgado.

Las deudas en la separación de bienes y la extinción del régimen

¿De qué deudas responde cada cónyuge? De sus propias deudas. De las que no responde es de las contraídas por el otro, salvo que ambos se hubieran obligado solidaria, mancomunada o subsidiariamente conforme a las reglas del Derecho de obligaciones.

Pero, ¿y frente a los acreedores? ¿Qué ocurre con las deudas contraídas por un cónyuge para atender las necesidades ordinarias de la familia? En ese caso, responden sus bienes y, subsidiariamente, los del otro cónyuge, sin perjuicio del derecho de cada cónyuge a exigir al otro la aportación que le corresponda en función de su obligación de contribuir al levantamiento de las cargas del matrimonio, obligación la cual, comprende también los gastos ordinarios incluidos en la potestad doméstica.

¿Y si nos encontramos ante una obligación contraída para levantar las cargas del matrimonio que exceda de la potestad doméstica? En este tipo de supuestos responde exclusivamente el cónyuge deudor, sin que su acreedor pueda perjudicar el patrimonio del otro, independientemente de que exista o no reembolso entre los cónyuges.

Y las causas de disolución del régimen de separación de bienes, ¿cuáles son? En primer lugar la extinción del matrimonio, pero también puede darse la disolución por pactar los cónyuges otro régimen en capitulaciones matrimoniales.

Dicho esto, ¿qué se desprende del artículo 1.443 del Código Civil? La hipótesis de que el régimen de separación de bienes puede ser consecuencia de la conclusión por decisión judicial de la sociedad de gananciales o del régimen de participación, en cuyo caso, el hecho de que estas desaparezcan, no afecta en modo alguno a la subsistencia del régimen de separación.

Por último, ¿qué sucederá si nos encontremos ante una separación judicial de los cónyuges? Que siempre que medie reconciliación, van a quedar sin efecto las medidas que el juez haya acordado, pasando a regir plenamente entre ellos el régimen de separación de bienes.


AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información