El Supremo avala el maltrato psíquico como causa de desheredación

Una sentencia de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha aceptado por primera vez el maltrato psicológico como causa de desheredación de los descendientes, extendiendo lo establecido por el Código Civil en esta materia.

Los hijos del causante impugnaron ante el Juez el testamento como consecuencia de que habían sido desheredados a través de una cláusula en el documento en la que apoyaba su decisión en el maltrato de obra e injurias de palabra de sus hijos. La parte actora defendía su derecho a la legitima, denominado de este modo un tercio de los bienes de los padres que corresponde de manera obligatoria a los hijos.

Tanto en las instancias inferiores como en esta sentencia del Tribunal Supremo se ha declarado probado el abandono del familiar y los insultos reiterados lo que llevó a otorgar validez al testamento del causante, incluida dicha cláusula. El Supremo haciendo una aplicación extensiva de la causa de desheredación recogida en el artículo 853.1º por la que se considera que “el maltrato psicológico, como acción que determina un menoscabo o lesión de la salud mental de la víctima” se considera recogido en el concepto del maltrato de obra al que alude dicho artículo.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE