Extinción de la adopción

La adopción, en principio, es irrevocable. Sin embargo, se prevén dos causas de extinción de la misma. Estas son:

Por un lado, la primera causa de extinción a la que se refiere el Código Civil es la constitución de una nueva adopción tras la muerte del adoptante o la exclusión judicial de las funciones por incurrir en causa de privación de la patria potestad tal y como indica el artículo 175.4 remitiendo al 179. La nueva adopción provoca la extinción de los efectos de la adopción anterior.

Por otro lado, la segunda causa es la aquella que se refiere a la falta de asentimiento o audiencia de los padres biológicos en el procedimiento de adopción tal y como regula el artículo 180.2. En él se establece que si el padre o madre sin culpa suya no hubiesen intervenido en el procedimiento de adopción puede pedir al juez la extinción de la adopción.

Para que el juez decrete la extinción es necesario que la falta del padre o madre no sean por su culpa, estos interpongan la correspondiente demanda en un plazo de dos años desde la constitución de la adopción y que la extinción no ocasione perjuicio grave al menor.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE