Los puntos de encuentro familiar

Se denominan puntos de encuentro familiar a los lugares que se habilitan con el fin de que un niño que por distintos motivos, ya sean situaciones de separación o divorcio en el que uno de los padres ostenta su guarda y custodia individualmente u otros derivados del que el mismo se encuentra en acogimiento familiar, no puede gozar de la compañía de alguno de sus progenitores permite que este se encuentre con este. El punto de encuentro familiar se erige como un espacio neutral en el que el niño se aparta de las posibles discrepancias o conflictos entre los adultos y puede disfrutar de la compañía de acuerdo con el régimen de visitas impuesto.

Esta medida es excepcional, ya que en lo posible se debe intentar que los menores de edad o incapaces no vean sus conductas habituales trastornadas por razón de la separación o el divorcio de sus padres. En el caso de que en un momento dado el uso de un punto de encuentro familiar sea necesario para hacer efectivas las visitas conforme a lo dictado en sentencia judicial, el mismo se debe considerar como algo temporal hasta que cesen las circunstancias que lo aconsejaron.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE