Transmisiones patrimoniales de padres a hijos

La casuística entre las relaciones entre padres e hijos pueden llevar a que en algunas ocasiones se prefiera transmitir los bienes de los primeros a los segundos cuando aún se está vivo y no esperar al momento en el que se muera y que estos se transmitan a través de la sucesión testamentaria ya que en ocasiones ello genera problemas que el causante ya no puede aclarar.

¿Qué otras soluciones pueden encontrar un progenitor que toma la decisión de transmitir sus bienes a sus hijos en vida?
La donación es una de las posibilidades. De este modo, los padres disponen de manera gratuita una cosa a favor de los hijos. Ello pasa habitualmente con la vivienda familiar en la que aún vive el progenitor. Es posible que entre ellos se lleve a cabo la donación otorgando escritura pública y llevando a cabo la transmisión de la propiedad. Lo que es habitual en este tipo de actos jurjurídicos que, a pesar de que se ha realizado la transmisión de la propiedad, el progenitor mantenga el derecho del uso y disfrute de la vivienda hasta el momento en el que muera.

Un contrato de compraventa puede ser otra opción aunque menos utilizada.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE